Apertura de cajas fuertes ¿Cómo hacerlo?

No hay nada mejor para resguardar tus bienes materiales de manera cien por ciento segura que las cajas fuertes, ya que te ofrecen una protección focalizada y personalizada para almacenar tus objetos de gran valor económico o sentimental en el espacio que desees. En el mercado actual existen una gran diversidad de cajas fuertes, donde podrás encontrar cajas de tamaños disimiles y de diferentes niveles de seguridad. Sin embargo, el factor más relevante dentro de la gran variedad de cajas fuertes que existen es el modo de apertura, pues no todas las cajas tienen el mismo y hay que saber diferenciarlos para que sepas cómo abrir la caja fuerte que compraste o deseas adquirir.

 

En post repasaremos los 5 modos de apertura de cajas fuertes más usuales, haciendo énfasis en cómo abrirlas. Aclaramos que no pretendemos explicar nada inmoral en este artículo, por lo tanto, desde ya te decimos que, si no tienes la llave o el código de acceso para abrirla, entonces será mejor que llames a un profesional de la cerrajería. Sin más que añadir, entremos en materia.

 

Abrir caja fuerte con llave y combinación

Este tipo de cajas fuertes ofrece un sistema de apertura muy difícil de vulnerar, ya que tiene un doble sistema de protección para que los ladrones no puedan abrirla, aunque hayan adivinado la combinación correcta. Para abrir correctamente estas cajas fuertes primero deberás introducir la clave o combinación acertada y luego insertar la llave indicada. De esa forma el ladrón debe burlar dos sistemas de seguridad para poder abrirla, lo cual es muy complicado, siendo así uno de los sistemas de apertura más seguros del mercado.

 

El tipo de llave usado en este sistema de apertura es una llave de gorjas y la combinación a introducir es una clave numérica de 1 a 8 dígitos. Este último sistema electrónico tiene recarga de batería en la parte exterior para así no tener problema en abrirla cuando se agoten las baterías.

 

Abrir caja fuerte camuflada

El principal sistema de protección de estas cajas es su camuflaje, pues si nadie puede notar que son cajas fuertes nadie intentará abrirlas ilícitamente. Por consiguiente, su sistema de apertura per se no es muy complejo y resulta sencillo de vulnerar.

 

Este tipo de cajas fuertes no son para nada recomendadas para guardar cosas de alto valor económico, ya que si son descubiertas son fáciles de abrir para los ladrones. Se recomienda usarlas simplemente para ocultar objetos por su gran sistema de camuflaje.

 

Abrir caja fuerte con sistema de yincana

Es quizás el sistema de apertura más raro de la actualidad, ya que no son usadas con frecuencia en ninguna parte por su difícil manera de abrirlas. Incluso los propios propietarios presentan dificultades al momento de abrir estas cajas fuertes.

 

Para abrir estas cajas debes introducir una llave especial en un cerrojo, pero previamente deberás pasar efectivamente una serie de pruebas (combinaciones, esencialmente) que determinan si eres el verdadero propietario. Por ende, si buscas una caja fuerte que se pueda abrir rápidamente, esta no es tu mejor opción.

 

Abrir caja fuerte con el Smartphone

Son cajas fuertes programables que se sincronizan con tu teléfono inteligentes para poder ser abiertas únicamente por la persona propietaria, la cual puede abrir la caja incluso a distancia y de manera muy rápida. Frente a estas cajas fuertes los ladrones tienen nulas opciones, a no ser que sean hackers informáticos.

 

Abrir cajas fuertes con una rueda de combinación

Es el sistema más básico de apertura y no requiera mayor elucidación. Simplemente se introduce la clave correcta girando la rueda y finalmente se logra abrir la puerta de la caja fuerte. Al ser uno de los sistemas más antiguos, no se recomienda para guardar objetos de gran valor económico, ya que los ladrones ya conocen las maneras de vulnerarla.

 

¿Qué caja fuerte comprar?

Adquiere la que te brinde el nivel de seguridad que requieres con el sistema de apertura más cómodo para ti. Así que evalúa bien las opciones que anteriormente te presentamos y escoge de acuerdo al criterio dicho. Obviamente, el factor económico también influye en la elección de la caja fuerte, sin embargo, ten presente que lo barato no es de calidad y te puede salir más caro que lo caro.